El sector inmobiliario español vuelve a sonreír

El sector inmobiliario español vuelve a sonreír. Tras años de dura crisis y un saneamiento continuo, las principales empresas cotizadas que trabajan el ladrillo encadenan hoy trimestre tras trimestre cifras positivas: sus ganancias se triplicaron en 2016 respecto al año anterior y su resultado de explotación creció un 64% al calor del incremento en el número de compraventas y la revalorización de los activos.

En la mejora del sector inmobiliario confluyen dos factores: la aceleración en el número de compraventas -tanto en el sector residencial como en el de oficinas y retail- y el incremento de precios en las transacciones y en las rentas del alquiler. En 2016 se registraron un total de 404.421 operaciones en el sector de la vivienda, un 13,7% más que un año antes, pero no obstante poco más de la mitad de las registradas en 2007. De la misma forma, los precios medios de las casas se han incrementado un 11% desde los mínimos registrados en 2014, aunque siguen ofreciendo una rebaja del 30% con respecto a los del año anterior al estallido de la burbuja inmobiliaria.

 

Lee la noticia completa en El Economista

Los comentarios están cerrados.